Remedios caseros para tratar la tos en perros

Igual que nos ocurre a las personas, los perros también pueden tener un poco de tos de vez en cuando. Los motivos pueden ser muy variados, aunque generalmente suele venir dado por una simple irritación de garganta. En los casos más graves, la causa subyacente puede ser una neumonía, aunque es raro que esto ocurra. La tos leve causara por una simple irritación puede ser tratada con remedios naturales y caseros. A continuación te explicamos cuáles son los mejores tratamientos caseros para la tos.

Artículo interesante: Adiestramiento de perros de caza

Miel

La miel es un alimento que puede aliviar la tos en perros gracias a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, especialmente en los casos en los que hay irritación de garganta. La miel contiene mucho azúcar y bajo ningún concepto debemos abusar de ella, por lo que le daremos tan solo una cucharadita. Si tu perro tiene diabetes o sobrepeso, es conveniente evitarla. En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre los efectos de la miel en perros.

Vapor de agua

El vapor es uno de los remedios más efectivos para tratar la tos en perros. Para que este sistema funcione, debes crear una atmósfera de vapor en una habitación cerrada. Por ejemplo, abriendo el agua caliente del grifo o de la ducha durante unos minutos. De esta forma, sus fosas nasales se abrirán, se reducirá la mucosidad y la inflamación de la garganta.

Aceite de coco

Igual que la miel, el aceite de coco tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que ayudan a reducir la sintomatología de la tos. Puedes servírsela mezclando una cucharada de aceite en su comida una vez al día. Se trata de uno de los métodos más efectivos para reducir la tos en perros.

Té de hierbas

Las hierbas también poseen propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, especialmente la manzanilla, el tomillo y la menta. Si mezclas una de estas hierbas con agua caliente, obtendrás un té de hierbas que puedes servir a tu perro cuando alcance temperatura ambiente. Para suministrárselo, puedes utilizar un gotero o una jeringa sin aguja.

Caldo de pollo

El caldo de pollo es ideal para perros que tienen tos, ya que ayuda a calmar la irritación de garganta, la tos y, además, es muy hidratante. Es importante que el caldo no contenga ningún tipo de aditivo, ni sal ni cebolla. Puedes mezclar un poco de caldo con pienso seco para aumentar su palatabilidad o, directamente, suministrárselo con una jeringa.

En definitiva, existen varios remedios caseros con los que podemos aliviar la tos en perros. No obstante, tan solo se trata de métodos naturales que, en ningún caso, pueden sustituir a un tratamiento veterinario. Si la tos no remite en unos días o tu perro tiene dificultades para respirar, es necesario que sea evaluado por un veterinario y analice la causa subyacente que lo provoca.

Bibliografía:

  • “Remedios caseros para la tos de tu perro” de PerrosYCachorros.net
  • “Cómo tratar la tos en perros con remedios naturales” de ExpertoAnimal.com
  • “Cómo calmar la tos de mi perro en casa” de SoyUnPerro.com
  • “Cómo aliviar la tos en perros con remedios caseros” de AmoAMiPerro.net
Daniel López
Daniel López

¡Hola a todos! Me llamo Daniel López, y parte del contenido que escribo es elaborado por una inteligencia artificial. Todos mis artículos son cuidadosamente revisados por un editor humano para asegurar su calidad y veracidad.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

PerrosRazaPequeña
Logo