¿Puedo darle sobras a mi perro?

Dar de comer las sobras de la comida a un perro es una costumbre arraigada en la mayoría de los hogares. En el ideario colectivo, dar a nuestras mascotas las sobras del almuerzo es siempre mejor opción que tirarlas a la basura. Sin embargo, son pocos los que tienen en cuenta que los perros no toleran los mismos alimentos que nosotros. En este artículo te explicamos si puedes darle sobras a un perro y qué precauciones tener en cuenta. ¡Sigue leyendo!

Artículo interesante: Dieta BARF para perros

¿Es bueno darle sobras a mi perro?

En función de a quién le preguntes, te dirá que darle sobras a un perro es una buena opción. Incluso entre los veterinarios, existen diferentes ideas a favor y en contra de facilitar a los perros la comida que nos sobra. Lo que está claro es que los perros son animales carnívoros que no toleran los mismos alimentos que nosotros. Por ello, en PerrosRazaPequeña creemos que, ante la duda, lo mejor es renunciar a darle sobras a los perros.

Sin embargo, si finalmente te decantas por la opción de darle sobras a tu perro, deberás tener en cuenta diversas variables para no perjudicar su salud. A continuación te explicamos qué sobras pueden comer los perros y cuáles no.

¿Qué sobras pueden comer los perros?

Si finalmente decides darle sobras a tu perro, has de tener en cuenta que los perros, como animales carnívoros, toleran mejor la carne magra que otros alimentos. Antes de tomar la decisión, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestro artículo sobre alimentos tóxicos para perros.

Algunas frutas también pueden ser aptas para su alimentación como complemento. En este artículo hablamos sobre las frutas que los perros pueden comer y cuáles son sus principales propiedades.

Por otro lado, los huesos son uno de los alimentos favoritos de los perros. A nuestros amigos de cuatro patas les encanta relamer la carne que queda en ellos. Sin embargo, un hueso cocinado puede astillarse con facilidad, provocando llagas o asfixia. Por ello, te recomendamos darle solo huesos crudos a fin de evitar estos problemas. Si quieres saber más sobre este tema, puedes visitar nuestras recomendaciones sobre huesos para perros.

Por último, te recomendamos que, en caso de darle sobras a tu amigo canino, éstas no constituyan la base de su alimentación. Darle restos de comida a un perro ha de suponer un pequeño porcentaje de su dieta principal, a fin de no perjudicar su salud.

Problemas relacionados con dar sobras a los perros

Dar sobras a los perros puede acarrear diversos problemas relacionados con su salud. Por ello, en PerrosRazaPequeña recomendamos ser cautos a la hora de dar la comida que no queremos a nuestros amigos peludos.

Obesidad

Algunos perros pueden desarrollar sobrepeso si nos excedemos dándoles nuestras sobras. Has de ser especialmente prudente si nuestro perro es de raza pequeña, ya que son propensos a padecer obesidad si no tomamos las precauciones adecuadas. Dar sobras a nuestro perro supone un aporte extra de calorías y grasas que no necesita.

Alergias e intoxicaciones

Nuestro perro puede intoxicarse si consume un alimento no apto para su sistema digestivo. Dado que distinguir entre los alimentos que puede y que no puede comer es complicado, recomendamos evitar darle sobras. Además, debido a la exposición continua a un alérgeno, puede desarrollar anticuerpos contra ese alimento, efecto conocido como “alergia”.

Asfixia o atragantamiento

Mientras que los piensos están especialmente elaborados para el consumo animal y no revisten ningún peligro, los alimentos que desechamos para dárselo a nuestras mascotas pueden provocar asfixia si no tienen el tamaño adecuado. Incluso si le damos un hueso, éste podría astillarse y provocar heridas o ahogamiento en caso de ser ingerido.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta