¿Por qué mi perro no me mira a los ojos?

Los perros se expresan de manera muy diferente a los humanos. Dado que no tienen capacidad para expresarse mediante palabras, emplean gestos, miradas o ladridos para tratar de decirnos algo. En este caso hemos decidido explicar a nuestros lectores por qué tu perro no te mira a los ojos. ¡Sigue leyendo y descubre el motivo!

¿Por qué mi perro evita mirarme a los ojos?

Si tu perro evita mirarte directamente a los ojos, te mira de reojo o directamente aparta su mirada, es probable que esté sometido a una situación de estrés. Al igual que las personas, los perros que se sienten incómodos procuran agachar la cabeza y evitar mirar directamente al interlocutor. Se trata de una señal indicativa de que algo no va bien. Las situaciones que podrían provocar que nuestro perro no nos mire a los ojos son las siguientes:

  • No entiende lo que le pides. Los perros que no comprenden lo que sus tutores tratan de pedirles, suelen agachar la cabeza en señal de incomodidad. Otras señales como relamerse o bostezar suelen acompañar a este gesto cuando tu perro no entiende lo que dices.
  • Está sometido a estrés. El estrés provoca inseguridad en los perros y estos lo exteriorizan a través de gestos como este.
  • Tiene miedo. Los perros que sienten miedo procuran no mirar a su interlocutor como mecanismo de defensa.

¿Qué hago si mi perro no me mira a los ojos?

Que tu perro no te mire a los ojos no es algo negativo en sí mismo, aunque sí puede serlo la causa que lo provoca. Si tu perro nunca te mira directamente a los ojos puede significar que algo no va bien. Habitualmente, el estrés suele venir acompañado de otros comportamientos: arañazos, ladridos en exceso o exceso de actividad en casa. Si deseas conocer más detalles, lee nuestro artículo sobre el neviosismo en perros.

Para valorar el nivel de estrés de tu perro, has de formularte algunas preguntas:

  • ¿Ha sufrido la vida de tu mascota un cambio radical en los últimos tiempos? Por ejemplo, las mudanzas suelen causar estrés y nerviosismo en nuestros amigos caninos.
  • ¿Se alimenta con pienso de calidad? Es fundamental que no escatimemos en gastos a la hora de alimentar a nuestra mascota.
  • ¿Sale a pasear al menos 2 veces al día? Andar es una de las mejores formas de liberar estrés para los animales domésticos.

Si crees que alguno de los puntos anteriores puede estar fallando, es buen momento para modificar sus hábitos y llevar una vida más saludable. Pronto verás como tu perro se siente más tranquilo y te mira a los ojos con mayor frecuencia.

Si tienes alguna duda o tu perro continúa sin mirarte a los ojos, visita al veterinario para que evalúe su estado de salud y realice un diagnóstico preciso acerca del problema.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta