Nuevo

¿Por qué los perros no hablan?


Aunque casi suene a broma, muy poca gente sabría explicar por qué los perros no pueden hablar. ¿Qué es lo que diferencia a las personas de nuestros amigos caninos que nos permite entablar comunicaciones tan complejas? Para comprenderlo, conviene definir qué entendemos por el lenguaje. Y es que, aunque los perros no puedan hablar, sí son capaces de comunicarse de manera relativamente compleja. Continúa leyendo para saber por qué los perros no pueden hablar.

También te puede interesar: ¿Los perros tienen memoria?

¿Por qué los perros no son capaces de hablar?

Muchos expertos afirman que el factor diferencial que permite hablar a los humanos es su anatomía vocal. Aunque esta afirmación es cierta, existen muchas especies de animales con una laringe y lengua similares a la nuestra que no son capaces de vocalizar. Por lo tanto, poseer las condiciones físicas adecuadas es necesario, pero no suficiente para poder articular una palabra. Entonces, ¿por qué los perros no pueden hablar?


En el caso de nuestros amigos caninos, no poseen una fisionomía adecuada para poder vocalizar. Sin embargo, el factor más importante es el desarrollo de la parte del cerebro dedicada a la comunicación. Mientras que el ser humano desarrolló esta área durante cientos de miles de años de evolución, los perros y muchas otras especies han encontrado maneras distintas de comunicarse.

¿Los perros entienden el lenguaje humano?

Los perros pueden comunicarse tanto contigo como con sus congéneres de forma mucho más sencilla que las personas. Por eso, como tutores es importante saber interpretar tanto los signos gestuales como sonoros de nuestra mascota. Si prestamos atención, seremos capaces de saber cuándo nuestro amigo tiene miedo, cuándo quiere jugar o cuándo tiene hambre.

Sin embargo, para nuestro perro es mucho más fácil entendernos a nosotros que nosotros a ellos. Curiosamente, la estructura cerebral que procesa el significado de las palabras y la entonación en los canes es muy similar a la nuestra. Ello les permite entender muchas de las palabras que decimos, e incluso darles significado en función de la entonación que utilicemos. Por ejemplo, nuestra mascota será capaz de distinguir cuándo estamos enfadados o cuándo lo estamos felicitando en función de nuestro tono de voz. Por ello, es muy importante utilizar palabras de elogio como recompensa cuando nuestro amigo canino acate una orden.

En definitiva, no estás loco por hablarle a tu mascota. Se trata de algo natural y recomendable que tu perro agradecerá y que, incluso, puede servir de terapia para sus tutores. Así que, si alguien te llama loco por hablar con tu perro, ¡ya sabes qué contestar!

Si te interesan más artículos como ¿Por qué los perros no hablan?, te animamos a que visites nuestra sección de curiosidades sobre perros.

0/5 (0 Reviews)

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta