¿Por qué los perros pequeños ladran tanto?

Existe la creencia popular de que los perros pequeños ladran más que los perros medianos o grandes. Aunque esto tiene parte de cierto, conviene desgranar los motivos por los cuales el ladrido varía en función del tamaño y cómo podemos evitarlo.

Artículo interesante: ¿Por qué los perros lloran?

¿Nacen o se hacen?

Es muy habitual que los dueños de perros pequeños pasemos por alto este comportamiento. Aunque la gravedad de la situación puede ser igual o incluso más grave que en un perro grande, lo cierto es que no solemos percibirlo como un comportamiento anómalo. Entre otros motivos, un ladrido agudo no suele considerarse como algo amenazador, por lo que suele pasarse por alto.

Esto se trata de un gran error, ya que cualquier perro que ladre es susceptible de comportarse indebidamente tanto con otros perros como con otras personas si no se le educa como es debido. Aunque en nuestro imaginario ese agudo ladrido pueda inspirarnos, en cierta medida, ternura, lo ideal es atajar el problema de raíz.

perrito pequeño ladrido

Los perros pequeños ladran por múltiples motivos.

El ladrido es algo natural

No te obsesiones demasiado con evitar el ladrido de tu perro. Recuerda que se trata de algo natural, y no sería bueno reprimirlo completamente, ya que estaríamos sometiéndo a nuestra mascota a estrés. Los motivos por los que un perro puede ladrar son tan variados y naturales como los de los gritos humanos.

Aunque en ocasiones los ladridos implican enfrentamiento, también pueden sugerir emoción, aburrimiento o dolor físico. Es por ello que los ladridos pueden llegar a darnos mucha información sobre el estado emocional y físico de nuestra mascota.

Motivos por los que ladra un perro pequeño

Tal vez te preguntes por qué los perros ladran a las personas o por qué tu perro ladra a otros perros cuando pasea. A continuación desgranamos algunas de las razones por las que un perro pequeño puede llegar a ladrar.

  • Amenaza. Los perros pequeños pueden ser objetivo de acoso por parte de perros más grandes. Dado que no se pueden defender físicamente, emplean sonoros ladridos para ahuyentar a posibles depredadores.
  • Territorio. Una de las formas que tiene tu mascota de alertar de que su hogar está siendo invadido es ladrando. Es un comportamiento perfectamente normal en todas las razas de perros. Si los ladridos son excesivos o se repiten muy frecuentemente, puede tratarse de una forma de marcaje de territorio.
  • Problemas de salud. Cuando un perro ve mermadas sus capacidades cognitivas, es normal que se sienta amenazado ante cualquier cambio en el entorno. Por ejemplo, un perro viejo que ve mal podrá asustarse ante algún sonido o presencia inesperada y puede reaccionar con ladridos.
  • Educación. Como comentamos previamente, si consentimos siempre los ladridos de nuestra mascota e, incluso, los fomentamos inconscientemente, estaremos creando un «monstruo» que empleará el ladrido para conseguir cualquier cosa. Trata de no premiarlo cuando ladre demasiado y no le castigues cuando lo haga. Recuerda siempre la regla del «refuerzo positivo» para conseguir tus objetivos.
  • Genética. Algunas razas son genéticamente propensas a ladrar. Elige correctamente la raza que se ajuste mejor a tus necesidades. Si vives en un piso con muchos vecinos, tal vez sea buena idea echar un vistazo a algo de información y consejos sobre las razas pequeñas de perros en nuestra web para dar con aquella que no ladre demasiado.

Edúcalo desde cachorro

Los perros pequeños son muy inteligentes, así que aprovecha esta habilidad para adiestrarlo adecuadamente. Bastará con que no le hagas demasiado caso cuando ladre ni le premies en situaciones específicas donde emplee el ladrido como forma de llamar la atención.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

0/5 (0 Reviews)
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta