Mi perro siempre tiene hambre: ¿por qué?

Los perros son animales a los que les encanta comer. No importa la cantidad de comida que le pongas en el plato; tu perro se la tragará. Incluso, puede llegar a darse el caso de que, a pesar de estar lleno, no pueda dejar de llevarse comida a la boca. Por ello, es importante que, como tutores, alimentemos a nuestros amigos caninos de manera responsable. Continúa leyendo y descubre por qué los perros siempre tienen hambre.

¿Qué suelen comer los perros?

Los perros en estado salvaje llevan una dieta muy variada. Diversos estudios demuestran que las costumbres de sus antecesores los lobos, todavía permanecen arraigadas en los canes domésticos de hoy en día. Tanto es así, que la base de su dieta se basa en proteína animal de pequeños roedores o felinos, insectos y, en menor medida, vegetales.

Hoy en día, las necesidades nutricionales de los perros se ven cubiertas por los piensos, que en mayor o menor medida reúne todos los requisitos indispensables para que nuestras mascotas puedan llevar una vida saludable.

¿Por qué los perros siempre tienen hambre?

Existen diversos trastornos que pueden afectar a los hábitos alimenticios de tu perro. Uno de ellos es el sobrepeso. La hormona de la leptina, también llamada proteína PN, es una adipoquina producida por las células grasas (adipocitos). Se trata de un mecanismo a través del cuál nuestro cuerpo y el de los perros reconoce cuándo dejar de comer. Si tu perro sufre sobrepeso, podría desarrollar cierta resistencia a esta hormona inhibidora del apetito, lo que le generaría un hambre constante.

Otra causa importante que puede alterar el apetito de nuestro perro es la polifagia. Se trata de un trastorno psicológico y hormonal que causa una permanente necesidad de comer. Esta enfermedad suele venir acompañada de sobrepeso u obesidad derivada de la incapacidad del animal de absorber todos los nutrientes, y suele aparecer con la edad.

Por último, una desmedida necesidad por comer puede deberse a un trastorno del comportamiento por ansiedad. En estos casos, lo ideal es recurrir a un etólogo canino; una figura especializada en el comportamiento de los perros que le ayudará a reconducir su carácter gracias al refuerzo positivo.

¿Cómo sé si mi perro tiene hambre?

Identificar si tu perro tiene mucha hambre es sencillo. Habitualmente se acercan a su plato vacío y lo lamen, o intentan buscar la bolsa de pienso de forma desesperada. Si este comportamiento es habitual, te recomendamos llevarlo a un veterinario. En el caso de que tu perro presente obesidad, es probable que paute una serie de medidas para que pierda peso de manera controlada. Te recordamos que cualquier cambio en la dieta de nuestras mascotas ha de ser supervisada por un profesional.

¿Qué hacer si tu perro tiene hambre todo el tiempo?

Ayudar a un perro que suspira constantemente por comer más y más no es sencillo. Como mencionamos previamente, lo mejor que puedes hacer es recurrir a la ayuda de un veterinario. Es probable que te recomiende un cambio en sus hábitos alimenticios, incorporando más fibra o recurriendo a la dieta BARF. Modificar el número de tomas diarias también puede ser una de las recomendaciones de los profesionales en alimentación canina.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta