Mi perro se ha comido una pila: ¿qué hacer?

Los perros son animales que siempre están buscando algo que llevarse a la boca. Es su forma de interactuar con el mundo y, por qué no, de buscar comida. Cuando un perro se traga algo que ve en el suelo es porque, generalmente, se ve atraído por su olor, su forma o su brillo. Hay muchos casos documentados de perros que se han tragado calcetines u otros objetos que tienen el olor de su dueño impregnado en ellos. Se trata de un hábito peligroso que puede desencadenar en fatales consecuencias si no se trata a tiempo. Si tu perro se ha comido una pila, sigue leyendo y descubre qué debes hacer.

¿Qué ocurre si mi perro se ha comido una pila?

Las pilas son baterías que contienen sustancias muy peligrosas para cualquier organismo. Generalmente, las pilas contienen zinc, cloruro de amonio y una barra de carbono. También contiene níquel, alcalinos y metales pesados como el mercurio y el plomo, muy perjudiciales para el organismo.

Las pilas alcalinas, especialmente las de botón, suelen llamar la atención de los perros, que no dudarán en metérselas en la boca si la encuentra. Si decide masticarla, se corre el riesgo de romperse y que su contenido químico queme los tejidos de la boca, el esófago, el estómago o el intestino. En el peor de los casos, tu perro podría sufrir una perforación con consecuencias mortales.

Si tu perro se ha tragado una pila alcalina no te preocupes, pues son raros los casos en los que el animal fallece. Sin embargo, existen muchas posibilidades de que enferme y, en los casos más infrecuentes, pueden no mostrar ningún síntoma.

¿Qué hacer si mi perro se ha comido una pila?

Si has visto a tu perro comerse una pila debes acudir al veterinario con rapidez. Allí le harán una exploración y decidirán si es necesaria una intervención quirúrgica para extraer el cuerpo extraño. En algunos casos, los perros liberan la pila con las deposiciones 48 horas después de su ingesta. Sin embargo, debemos ponernos siempre en la peor de las situaciones llevándolo al veterinario más cercano, ya que podría sufrir una lesión tisular local de gravedad.

Sintomatología

Si tu perro se ha comido una pila es probable que se muestre asintomático, ya que probablemente la haya masticado y perforado. En otros casos, el perro mostrará síntomas de cansancio, falta de apetito, apatía, vómitos o diarrea.

La mejor forma de detectar si tu perro se ha comido una pila es tenerlas localizadas y revisar periódicamente si echas en falta alguna.

¿Cómo evitar que tu perro se coma una pila?

Los perros se ven atraídos de forma natural por las pilas, especialmente si brillan, como las pilas de botón. La mejor forma de evitar que tu perro se las trague es la prevención, esto es, guardándolas en un lugar seguro fuera de su alcance.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

PerrosRazaPequeña
Logo