Mi perro me ignora: ¿por qué?


Existen múltiples motivos por los que un perro puede ignorar a su dueño. Entre los más comunes, la falta de comunicación o empatía se tornan como los principales causas que hacen que tu perro te ignore. Continúa leyendo para saber por qué tu can no te hace caso.

También te puede interesar: ¿qué hacer cuando un perro muerde a una persona?

¿Por qué mi perro no obedece?

El principal motivo por el cual los perros no hacen caso a sus dueños es la comunicación. Muchos dueños de perros tienen tendencia a hablarle a sus mascotas como si de personas se trataran. Y no solo eso, sino que incluso sus actitudes para con sus amigos caninos se han humanizado tanto que no son conscientes de que el perro no es capaz de procesar su lenguaje.


Para poder comunicarte con un perro de manera efectiva, debes pensar como un perro. Lo que distingue a los canes y cualquier otro animal del ser humano es el raciocinio. Así, podría decirse que las personas somos animales racionales. Sin embargo, no somos conscientes de que nuestros perros no son capaces de razonar, por lo que nos decepcionamos al esperar de ellos respuestas o comportamientos que nunca llegan.

Los perros se mueven para saciar sus propias necesidades. Entre ellas se encuentran todas aquellas actividades que, además de permitirle sobrevivir, le generan satisfacción. Por ello, no esperes que tu mascota respete las normas de convivencia básicas por las que nos regimos los humanos. Es natural que tu perro olisquee la bolsa de la basura, o se lleve a la boca las sobras de la comida del mediodía. Por este motivo, procura no regañarle por actuar como lo haría cualquier animal, ya que es igual de absurdo que reñirle por ser un perro.

Trucos para que tu perro no te ignore

En primer lugar, cuando te comuniques con tu perro has de hacerlo utilizando el sentido común. Por ejemplo, no es lo mismo comunicarse con un cachorro, que con un perro adulto o anciano. Mientras que los perros jóvenes son mucho más fáciles de educar, los canes mayores tendrán más dificultades para asimilar un nuevo concepto.

Por otro lado, procura no contradecirte ni utilizar términos diferentes cada vez que te dirijas a tu mascota. Los perros son animales que asimilan conceptos mediante la repetición, así que procura que tus órdenes sean concisas, directas y claras. De no ser así, estarás comunicándote de manera confusa y errática, fomentando actitudes poco productivas en tu mascota.

0/5 (0 Reviews)

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta