Mi perro da vueltas sobre sí mismo, ¿por qué?

Algunos perros dan vueltas sobre sí mismos sin motivo aparente. Aunque en las primeras ocasiones puede llegar a resultar divertido, si se trata de un comportamiento recurrente debemos analizar las causas que lo provocan. Continúa leyendo para saber por qué tu perro da vueltas sobre sí mismo y descubre las causas y soluciones.

Artículo interesante: ¿Por qué babean los perros?

¿Por qué mi perro da muchas vueltas?

Antes de que te lleves las manos a la cabeza, has de saber que existen numerosos motivos sin importancia por los que los perros dan vueltas. Sin embargo, algunos de ellos están relacionados con enfermedades que se deben diagnosticar de manera precoz para detener o revertir su avance. En este artículo analizaremos algunas de las causas más comunes relacionadas con la salud de tu amigo canino:

  • Ansiedad. Se trata de uno de los principales motivos por los que los perros dan vueltas sobre sí mismos. Es probable que este comportamiento venga acompañado de otras actitudes que difieren de su conducta habitual. Por ejemplo, muchos perros con ansiedad mordisquean muebles o ladran en exceso para canalizar su energía. Para prevenir este comportamiento derivado de la ansiedad prueba a hacer paseos más largos o a sacarlo un mayor número de veces al día.
  • Problemas en el oído interno. El oído interno constituyen las diferentes partes en las que se divide el oído. Entre otras funciones, es el responsable de que los perros puedan mantener el equilibrio. A modo de ejemplo, una infección de oído puede impedir que las señales que controlan el equilibrio lleguen al cerebro correctamente. Por lo tanto, si tu perro presenta alguna otra disfunción en el movimiento, es muy probable que esta sea la causa que provoca que tu mascota gire sobre sí misma.
  • Dolor en la cola. Es probable que la causa sea tan simple como un dolor en la cola. Una pequeña herida o una rotura podrían provocar dolor y malestar que trataría de aliviarse lamiéndose la cola. Esto provocaría que tu perro diera vueltas sobre su eje tratando de alcanzarla.
  • Cansancio. Aunque no se conoce el motivo exacto, los perros suelen dar vueltas sobre sí mismo antes de acostarse. Según algunos expertos, este curioso comportamiento deriva de sus antepasados los lobos, que solían practicar este ritual para acomodarse antes de dormir.

¿Qué hacer si mi perro no para de girar?

Aunque puede parecer una costumbre entrañable, existe la posibilidad de que tu perro sufra algún problema de salud. Por eso es importante no reírse o regañarle durante estos episodios. Algunos de los consejos que te ofrecemos para que tu perro deje de dar vueltas son los siguientes:

  • En caso de que tu perro sufra ansiedad, deberás sacarlo a pasear más a menudo durante un periodo de tiempo mayor. Aumentar la actividad física suele ser un buen remedio contra la ansiedad.
  • Actividad mental. Existen rompecabezas para perros que le ayudarán a estimular la mente. Este tipo de juegos suelen ayudar a resolver problemas relacionados con comportamientos obsesivo-compulsivos.

En cualquier caso, un veterinario hará un diagnóstico preciso a nuestro perro, evaluando las causas que provocan dicho comportamiento y actuando en consecuencia.

0/5 (0 Reviews)
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta