Nuevo

Mi perro bebe mucha agua: ¿por qué?

Si tu perro bebe agua en exceso es natural que te preocupe. Sin embargo, has de saber que beber mucha agua no implica necesariamente un problema de salud. Existen numerosos motivos por los que tu perro tiene más sed de la habitual y en PerrosRazaPequeña queremos contártelos. Continúa leyendo y descubre por qué tu perro bebe mucha agua.

Artículo interesante: Trastornos alimenticios en perros

¿Por qué mi perro bebe más agua de lo habitual?

Cuando hacemos deporte es habitual que sudemos y, en consecuencia, bebamos gran cantidad de agua. Sin embargo, el sistema de sudoración de los perros es diferente al nuestro, lo que implica que sus necesidades de agua también difieren de las nuestras. Esto quiere decir que, ante un misma situación, el organismo de los perros puede exigir una cantidad de agua distinta a la de los humanos.

A diferencia de las personas, los perros no tienen glándulas sudoríparas en la piel. Estas se sitúan en las almohadillas plantares y en la trufa. No obstante, su principal mecanismo de transpiración es el jadeo. Por ello, es habitual que nuestros perros demanden una cantidad de agua variable en función de la situación.

Algunos de los motivos por los que los perros beben una cantidad de agua excesiva son los siguientes:

  • Los perros beben mucha agua cuando la temperatura ambiente es alta. Esto quiere decir que, durante las épocas de primavera y verano, los perros suelen beber en exceso. Para evitarlo, procura utilizar el aire acondicionado con frecuencia y abrir las ventanas de tu casa.
  • Cuando tu perro realiza ejercicio físico intenso, necesita ingerir más agua de lo habitual. Situaciones como los paseos largos, el adiestramiento físico o jugar con otros perros, son solo algunos de los motivos principales por los que los perros beben mucha agua. Para esos casos, ten siempre a mano un recipiente con agua.
  • Los alimentos salados provocan que las necesidades de agua del cuerpo de los perros aumente. Al elevarse los niveles de sodio en sangre, el organismo del perro crea la necesidad de ingerir agua para compensar ese exceso. En estos casos, es vital que trates de modificar su dieta. Para ello, recurre a un veterinario de confianza.
  • Algunas enfermedades como la diabetes, la insuficiencia renal crónica o trastornos hormonales como la enfermedad de Cushing, provocan que nuestro perro beba demasiada agua. Ante una posible sospecha, no dudes en visitar a tu veterinario para que pueda realizar un diagnóstico preciso.

¿Qué hacer si mi perro bebe mucha agua?

El único motivo por el que nuestro perro bebe mucho y que podemos atajar de inmediato es su alimentación. En lo que a la comida se refiere, te recomendamos no escatimar en gastos y ofrecerle siempre un pienso de gama premium. Estos alimentos proceden de la parte magra de animales como el pollo o el pavo y está especialmente diseñado para cubrir todas las necesidades nutricionales del animal. Se trata de alimentos totalmente equilibrados que, además, controlarán su sed.

Si después de modificar su dieta continúas teniendo problemas, te recomendamos que recurras a piensos húmedos. Este tipo de alimentación contiene una elevada cantidad de agua (alrededor de un 60%), y puede calmar su sed de manera notable. Sin embargo, se desaconsejan en perros con problemas dentales, ya que favorecen la aparición de sarro.

Por último, te recordamos que la información de este artículo es meramente orientativa, y que en ningún caso pretende sustituir a la opinión de un veterinario.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

PerrosRazaPequeña