¿Los perros tienen ombligo?

Aunque el ombligo suele relacionarse con el ser humano, lo cierto es que otras especies de animales también lo poseen. ¿Es el ombligo una característica propia de los mamíferos? Continúa leyendo para saber si los perros tienen ombligo.

¿Tienen ombligo los perros?

No nos andaremos con rodeos. Los perros sí tienen ombligo. Como mamíferos, poseen una cicatriz que indica que en su fase embrionaria fue alimentado a través de la placenta de la madre. Ahora bien, ¿por qué surge esta duda?

Normalmente, el ombligo de los perros no es visible debido a la capa de pelo que lo rodea. Por eso, muchos dueños de perros se preguntan si éstos tienen o no ombligo.

¿Por qué los perros tienen ombligo?

El ombligo es una característica propia de los mamíferos, es decir, aquellas especies que se alimentan de la leche de las mamas maternas. Dentro de este grupo, los vivíparos placentarios son los seres que surgen de la fecundación del vientre materno y que se alimentan a través de la placenta. Para que esto sea posible, existe un conducto que conecta directamente la placenta con el embrión, aportándole los nutrientes necesarios para su desarrollo mientras se encuentra en el vientre materno.

Cuando el perro nace, ese conducto, también llamado cordón umbilical, es arrancado por la madre de forma natural. En algunos casos, puede quedar un trozo de cordón durante un tiempo, que se caerá sin que nosotros tengamos que intervenir. Cuando el corte del cordón umbilical se hace demasiado cerca de la piel, puede ocasionar una pequeña hernia que hará que el ombligo cicatrice como una protuberancia o bulto.

En definitiva, podemos afirmar que el ombligo es la cicatriz que le queda al perro después de que se caiga el cordón umbilical.

¿Dónde tienen el ombligo los perros?

Los perros poseen el ombligo en el mismo lugar que los humanos. Esto es, entre los genitales y los senos. Sin embargo, es normal que no lo localices a simple vista, ya que normalmente está recubierto de una densa capa de pelo.

En otros casos, en función de los problemas que hayan surgido mientras se desprendía el cordón umbilical, el ombligo puede ser abultado o en “relieve”. En esos casos, su localización será mucho más sencilla.

0/5 (0 Reviews)
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta