¿Los perros pueden comer mayonesa?

Existen múltiples alimentos que nuestro perro se llevaría a la boca sin dudarlo. Sin embargo, su intestino no está tan preparado como el nuestro para digerir ciertos tipos de comida. Nuestra flora intestinal es completamente diferente a la de nuestros amigos caninos, lo que redunda directamente en la calidad de la digestión. A continuación te explicamos por qué los perros no pueden comer mayonesa.

Artículo interesante: Dieta BARF para perros

¿Pueden los perros comer mayonesa?

Rotundamente, no. La flora intestinal del perro, así como la morfología de su intestino, no está preparada para digerir los mismos alimentos que los humanos. En el caso de la mayonesa, la ingesta de la misma provocaría reacciones muy poco deseables en nuestro peludo. Náuseas, vómitos y diarrea, son solo algunas de las consecuencias derivadas del consumo de productos lácteos como la mayonesa.

Si no se controla, la gastrointeritis podría derivar, de forma indirecta, en deshidratación, que a su vez tiene consecuencias graves. No te preocupes si tu perro consume un poco de mayonesa por accidente; pequeñas cantidades en ocasiones puntuales no suele ser perjudicial. Sin embargo, tras su consumo, has de observar atentamente posibles alteraciones en su conducta, ya que podría ser consecuencia de dolores abdominales. En ese caso, no dudes en llevar a tu amigo de cuatro patas al veterinario lo antes posible.

¿Por qué no pueden los perros comer mayonesa?

La mayonesa es un lácteo imposible de digerir para el perro, ya que no poseen una enzima denominada lactasa. Esta enzima es la encargada de metabolizar los alimentos con lactosa. Al no tenerla, la ingesta de mayonesa provoca diarrea y vómitos, ya que su cuerpo tratará de expulsarla.

¿Por qué a mi perro le gusta la mayonesa?

Algunos alimentos contienen sustancias que estimulan el sistema nervioso central, provocando una sensación muy placentera. Por ello, tanto a los perros como a los humanos, nos gusta comer alimentos poco saludables. En el caso de los peludos, el rango de alimentos sabrosos que no pueden digerir es muy amplio, por lo que debemos vigilarlos constantemente.

Si tu perro es un cachorro, deberás intensificar la vigilancia de lo que se lleva a la boca. Los neonatos suelen mordisquear todo lo que se encuentra como proceso de asimilación de sus nuevas piezas dentales. Por ello, has de tener cuidado y vigilar que no coma ninguno de los alimentos prohibidos para los perros como la mayonesa.

Si te ha gustado este artículo, visita nuestra sección de alimentación.

0/5 (0 Reviews)
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta