¿Los perros pueden comer lentejas?

Es normal que te preguntes si los perros pueden asimilar ciertos alimentos de consumo humano. Y es que, como sabes, los perros son animales carnívoros que, con el paso de los años, han ido adaptando su sistema digestivo para ingerir algunas frutas, verduras o legumbres. A diferencia de otros parientes cercanos como el lobo, los perros son considerados como animales carnívoros no estrictos. Esto quiere decir que pueden asimilar otro tipo de alimentos distintos a la carne, siempre y cuando estos no constituyan la base de su alimentación.

Las lentejas son unas legumbres muy habituales en nuestras despensas cuyos beneficios en el organismo humano son innegables. Pero, ¿son las lentejas buenas para los perros? Continúa leyendo y conoce todos los detalles sobre este alimento y sus efectos sobre el organismo de tu amigo canino.

¿Las lentejas son malas para los perros?

La respuesta es no. Y es que las lentejas son un buen complemento a una dieta basada en pienso de calidad, ya que contienen fibra, hierro y proteína que reportan múltiples beneficios a los canes:

  • Favorece el tránsito intestinal gracias a su elevada concentración de fibra.
  • Gracias a la gran cantidad de hierro que contiene, son buenas para combatir la anemia.
  • El potasio ayuda a que el sistema nervioso funcione como es debido.
  • Dado que contiene una cantidad de proteínas e hidratos de carbono considerable, proporciona mucha energía a nuestro perro.
  • Evita picos de glucemia, lo que le convierte en el alimento perfecto para perros con diabetes canina.
  • Sus propiedades antioxidantes previenen el envejecimiento.
  • Su contenido en magnesio favorece el funcionamiento del sistema locomotor (músculos, nervios, articulaciones y huesos), del corazón y del sistema inmunitario.

¿Se le puede dar lentejas a los perros?

Sí, las lentejas no les hace mal a los perros siempre y cuando estas no constituyan la base de su dieta. Por ejemplo, puedes mezclar lentejas con su pienso habitual, siempre que estas no superen el 10% de su contenido.

Como ya comentamos previamente, las plantas leguminosas pueden aportar múltiples beneficios como complemento a una dieta basada en pienso. Los perros que comen lentejas evacúan heces con mayor consistencia, y su sistema digestivo está más saludable gracias a sus nutrientes, que ayudan a mantener la flora intestinal. Todos estos beneficios redundan en un mejor tránsito intestinal que, a su vez, previene la obstrucción de las glándulas anales.

No obstante, el abuso de las lentejas puede provocar el efecto contrario, ya que se producen una mayor cantidad de gases y flatulencias, e irrita la mucosa intestinal.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

PerrosRazaPequeña
Logo