Nuevo

¿Cómo refrescar a un perro?

Saber cómo refrescar a un perro es muy importante, especialmente durante los calurosos días de verano. A diferencia de las personas, los perros no sudan a través de la piel, siendo su sistema de regulación de temperatura menos eficaz que el nuestro. Es por ello que nuestras mascotas necesitarán, en algunos casos, una ayuda extra para refrescarse. Continúa leyendo y descubre cómo refrescar a un perro eficazmente.

Artículo interesante: ¿Es bueno el aire acondicionado para los perros?

Humedece algunas zonas de su cuerpo

Al igual que lo haríamos con nosotros mismos, es necesario humedecer algunas partes del cuerpo del perro para mantenerlo fresco. Sin embargo, muchos tutores cometen el error de mojarle solamente el pelo, siendo esta práctica totalmente ineficaz.

Cuando mojamos el pelo del perro es muy raro que llegue a refrescarse, ya que el manto es una capa muy gruesa que impide que el agua pueda llegar a la dermis. Además, en momento de mucho calor, puede producirse un vapor que podría acalorar aún más al animal.

Las áreas claves que debemos humedecer en nuestro perro son el vientre, las almohadillas y las orejas. Por supuesto, debes tener cuidado y evitar que le entre agua en los oídos.

Si tienes la suerte de disponer de una piscina, un río o un lago cercano, no dudes en aprovecharlo para que tu perro se bañe y se refresque durante los calurosos días de verano.

¿Debo cortarle el pelo?

Cortar el pelo a un perro para que se refresque no suele ser una buena idea, ya que deja al descubierto la dermis del animal ante la radiación solar. Además, en contra de lo que muchos creen, el manto del perro actúa como refrigerante natural, ya que actúa de barrera contra el sol.

En cualquier caso, la eficacia de un buen corte de pelo contra el calor suele depender, en gran medida, de la raza. Para salir de dudas, contacta con un peluquero canino.

Hidrata a tu perro constantemente

La hidratación es un aspecto fundamental a la hora de refrescar a nuestro perro. Recuerda que los perros no sudan a través de la piel, sino que jadean con el objetivo de regular su temperatura. También lo hacen a través de las almohadillas plantares y la trufa. Para compensar esta pérdida de líquido corporal, debemos mantener hidratado a nuestro perro en todo momento.

Busca lugares resguardados

Los lugares a la sombra son oasis para los perros durante los días de calor. Además de mantener a tu perro hidratado, busca lugares resguardados donde no dé el sol. Se trata de una buena forma de evitar el golpe de calor en perros.

Evita la actividad física durante las horas de calor

La mejor manera de refrescar a un perro es la prevención, por lo que te recomendamos sacar a pasear a tu mascota a primera hora de la mañana o durante la tarde. De esta forma, evitarás las peores horas de sol, reduciendo el riesgo de que tu perro sufra algún tipo de trastorno.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

PerrosRazaPequeña
Logo