¿Cómo enseñar a un perro a tumbarse?

La orden “tumbarse” es una de las más útiles que en lo que a adiestramiento canino se refiere. Si tienes invitados en casa y no quieres que tu mastín se abalance sobre ellos, tan solo tendrás que utilizar este comando para que se eche al suelo y repose tranquilamente.

Sin embargo, la orden “tumbarse” es una de las que más confusión genera para nuestros perros, ya que puede tener múltiples interpretaciones. Por ejemplo, si nuestro perro está en el sofá y utilizamos este comando, ¿le estamos pidiendo que se tumbe o que baje al suelo? Lo que para nosotros puede tener muchos significados, para nuestros amigos caninos solo tiene uno, por lo que debemos ser concisos y enseñarle a tumbarse con precisión. Por ello, utilizaremos la palabra “suelo” cuando queramos que se tumbe en el suelo y la palabra “abajo” cuando queramos que se baje del sofá. Continúa leyendo y descubre cómo enseñar a tu perro a tumbarse.

Artículo interesante: Órdenes básicas para perros

¿Cómo adiestrar a un perro para que se tumbe?

Podemos adiestrar a un perro para que se tumbe en el suelo a través del refuerzo positivo. El proceso consiste en recompensar la conducta del animal cuando sea capaz de obedecer una orden. En este caso, debemos atraer y secuenciar la conducta, al menos durante el inicio del adiestramiento.

Antes de empezar, debes saber que el entrenamiento será mucho más sencillo si tu perro ya ha aprendido a sentarse, ya que partirá de esa posición cuando le ordenemos a tumbarse. También necesitarás un clicker para completar el adiestramiento.

Con una golosina en la mano, pediremos a nuestro perro que se siente. Cuando lo haga, no debes recompensarle, ya que de esta forma nos seguirá prestando atención. Le pondremos la golosina delante del hocico y la iremos bajando poco a poco hacia el suelo. Nuestro perro seguirá con la mirada la comida y agachará el cuerpo adoptando la postura que buscamos. Cuando toque el suelo con los codos, clicaremos, le daremos la comida y le diremos que es un buen perro.

Cuando consigamos que repita la acción el 80% de las veces, añadiremos la orden “suelo” justo antes de que se tumbe. De esta forma, nuestro perro asociará la palabra a la acción y podremos utilizar la orden para que se tumbe.

Después de unas cuantas repeticiones llegará el examen final. Sitúate delante de tu perro con postura relajada y di “suelo” con voz tranquila y pausada. Espera unos segundos hasta que se tumbe. Cuando lo consiga, clica y recompénsale. Si no lo hace, le ayudaremos bajando la mano hasta que se eche. Si se tumba, vuelve a recompensarle. Poco a poco asociará el movimiento de mano con la orden “suelo” y entenderá que debe tumbarse.

Mi perro no se tumba cuando bajo la golosina hacia el suelo

En primer lugar, debemos comprobar que estamos realizando correctamente el movimiento. Este debe ser en línea recta, perpendicular al suelo y sin alejarnos del animal. De esta forma, evitaremos que tenga que levantarse a perseguir la golosina,

Cuando agache la cabeza siguiendo el cebo y se apoye sobre los cuartos traseros, utilizaremos el clicker y le recompensaremos antes de que vuelva a levantar la cabeza. La idea es que entienda que agachar la cabeza y apoyarse sobre las patas conlleva una recompensa.

Si todavía sigue sin entender la idea, intentaremos realizar el mismo ejercicio partiendo de la posición de pie, llevando el cebo por el suelo hacia él hasta colocarlo bajo el animal.

Mi perro no se tumba y se queda sentado

Cuando realizamos el movimiento con el cebo, algunos perros no se agachan, si no que permanecen sentados bajando únicamente el cuello. En estos casos no debes desmotivarse, ya que es un importante avance que nuestro perro agache la cabeza en esa dirección.

Para corregir la postura, intenta alejar el cebo por encima del suelo, poco a poco, cuando haya agachado la cabeza. Recompénsalo por cualquier éxito parcial (mover la pata hacia adelante o inclinarse ligeramente hacia abajo). Cuando consiga tumbarse del todo grita “¡bingo!” y recompénsalo efusivamente.

Lo importante en estos casos es ser creativos y no limitarse únicamente a seguir las secuencias tradicionales. Tal vez descubras una manera original y efectiva de que tu perro te entienda. Si ese es tu caso, déjanos un comentario y explícanos cómo lo has hecho.

Método alternativo para que un perro se tumbe

Si ya lo has intentado todo y no funciona, te proponemos este método alternativo. Nos sentaremos en el suelo con una rodilla levantada lo suficiente como para que nuestro perro pueda pasar por debajo. Cuando esté sentado, atráelo hacia el hueco de la pierna con una golosina. Es importante que el hueco que dejemos obligue a nuestro perro a tumbarse. Cuando lo haga, recompénsalo y repite el proceso varias veces. Si lo prefieres, también puedes utilizar un taburete o una silla.

No logro que mi perro se tumbe a la orden

Algunos perros se tumban sin problema con el cebo, pero no lo hacen a la orden. En estos casos, es probable que estemos utilizando un lenguaje corporal contradictorio. Para los perros, inclinar la mano a la altura del pecho implica sentarse. Asegúrate de que no das la orden “suelo” cuando el brazo esté a esa altura.

Por otro lado, algunos perros tardan unos segundos en ejecutar el movimiento. Asegúrate de que le has dado un margen de tiempo razonable antes de dar el adiestramiento por perdido. Si sigue sin funcionar, repetiremos el proceso utilizando el cebo hasta que comprenda que la orden está relacionada con la acción de tumbarse.

Bibliografía

  • Pat Miller. Entrenamiento positivo para perros.
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

PerrosRazaPequeña