¿Cómo eliminar el olor a perro?

Aunque muchos tutores no somos conscientes de ello, lo cierto es que los perros desprenden un fuerte olor que puede ir a más si no se toman las medidas oportunas. Si convives con uno, es muy probable que te hayas acostumbrado a su olor y no seas capaz de apreciarlo.

Que un perro huela fuerte no tiene por qué ser un problema; sin embargo, puede llegar a resultar incómodo para nuestras visitas. Incluso, es probable que el olor quede impregnado en tu ropa y tus amigos o compañeros de trabajo se den cuenta de ello. Para evitarlo, es muy importante que extrememos las medidas higiénicas en el hogar. Si deseas conocer más sobre cómo evitar el olor a perro, continúa leyendo.

Artículo interesante: A mi perro le huele la boca a podrido: ¿por qué?

Índice

¿Por qué mi perro huele mal?

En general, los perros desprenden un olor intenso cuyas causas pueden ser muy variadas. Generalmente, los motivos que propician este olor son factores genéticos, hábitos alimenticios, higiene y actividad. También es probable que el olor se vea agravado por enfermedades, bacterias, virus o infecciones.

Los perros desprenden olor a través de su boca, su piel, sus patas o su ano. Este olor se esparcirá por el hogar si no tomamos las medidas de control necesarias. Si deseas saber más sobre este tema, te recomendamos que visites nuestro artículo sobre las causas del mal olor en perros.

¿Cómo eliminar el olor a perro de mi hogar?

Antes de proceder a eliminar el olor a perro de tu casa, es necesario que detectes la causa que lo produce. Generalmente, la mala alimentación provoca sarro y gases malolientes, convirtiéndolo en uno de los factores decisivos que provocan mal olor en perros. Por lo tanto, te recomendamos no escatimar en gastos a la hora de alimentar a tu mascota. Recurrir a piensos de calidad premium o a comida natural como la dieta BARF es fundamental para evitar los malos olores y garantizar la buena salud de nuestro perro.

En cuanto a sus dientes, pueden convertirse en una fuente de mal olor derivada de la mala alimentación. Para ayudar a mantener a raya su higiene, te recomendamos recurrir a huesos para morder.

Por otro lado, es muy importante que mantengamos nuestro hogar limpio en todo momento. Especialmente si nuestro perro desprende mucho pelo, debemos limpiar la casa diariamente para evitar que huela mal. También se debe prestar especial atención en las zonas de descanso del animal, como su cama o su caseta, ya que pueden convertirse en focos de malos olores.

Bañar a nuestro perro con frecuencia es otro de los puntos más importantes para prevenir el mal olor. Para hacerlo correctamente, no bastará con mojarlo con un poco de agua. Deberás utilizar champús especiales para perros, acondicionadores y secarlo con una toalla tras el proceso. Te recomendamos visitar nuestro artículo sobre cómo bañar a un perro para conocer más detalles.

Por último, es recomendable revisar las patas y oídos de nuestro perro para descartar que existan infecciones que puedan estar provocando el mal olor. En estos casos, es necesario que visitemos a nuestro veterinario de confianza.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

PerrosRazaPequeña
Logo