Alimentación

Los canes de este tamaño suelen tener problemas de digestión, por lo que has de cuidar al máximo lo que come. A continuación te ofrecemos las mejores opciones para mantener a tu mascota sana y fuerte y ahorrarte así visitas innecesarias al veterinario.

Antes de nada, has de tener en cuenta los siguientes aspectos en cuanto a la alimentación de tu amigo de cuatro patas se refiere:

  • Los canes pequeños necesitan mayor nivel de calorías, proteínas y grasas que sus congéneres de mayor tamaño. Esto se debe a que son de metabolismo más veloz, lo que hace que necesiten una dieta diferente.
  • Has de tener en cuenta que las necesidades nutricionales de los perros son diferentes a la de los humanos, por lo que no debemos “humanizar” a nuestro cachorro en lo que a alimentación se refiere.

Alimentación de cachorros de razas pequeñas

Debes tener en cuenta que, dado que se encuentran en la fase de crecimiento, la dieta de tu cachorro ha de ser abundante en proteínas y otros nutrientes esenciales.

Otro aspecto muy importante es que tu cachorro de raza pequeña tiene un estómago muy reducido, por lo que no podemos dividir las comidas al igual que lo haríamos con un adulto. Lo ideal sería dividir la comida en 3 o 4 raciones al día.

Alimentación de perros de raza pequeña adultos

A partir del año de vida, la fase de desarrollo de tu mascota habrá remitido y será adulto. En esta etapa, la dieta ha de ser de mantenimiento, lo cual quiere decir que no incluirá tantas grasas, dado que ya no las necesita para crecer. Sin embargo, debemos cubrir sus necesidades nutricionales de forma completa, y reduciremos las raciones a 2 diarias.

Alimentación en perros de raza pequeña ancianos

Tu pequeño amigo tiene más de 6 años y es ahora un abuelete, por lo que su metabolismo tendrá más dificultades para procesar la comida y acumulará grasa con más facilidad. Para controlarlo, la fibra ha de estar presente en una mayor proporción que en etapas anteriores.

Consejos a tener en cuenta sobre la alimentación de tu perro pequeño

  1. El alimento ideal para perros es el alimento balanceado. Si tu perro está acostumbrado a tomar comida casera y quiere introducirle el pienso en su dieta, bastará con que la incluyas poco a poco y nunca de manera abrupta.
  2. Los perros de raza pequeña son animales de costumbres, por lo que has de establecer una rutina que nunca ha de romperse. Haz que coma antes que tú para evitar que se sienta tentado por tu comida, y procura que sea siempre en el mismo lugar.
  3. Valora la cantidad de pienso que le darás a tu mascota en función de la edad, su actividad y su estado físico. Entre nuestros artículos encontrarás múltiples consejos que te ayudarán a ofrecerle una dieta equilibrada.
  4. Siempre ha de comer con un recipiente lleno de agua al lado. Al igual que las personas, tu perro pequeño necesitará disponer de agua limpia siempre que coma.